comprar_caballo_1_cabecera

Ya te has decidido: en 2016 vas a comprar un caballo. La idea suena genial, ¿pero ya sabes cuáles son los pasos a seguir en la compra de un caballo? Además de la documentación necesaria, hay otros aspectos que debes tener presentes, como el carácter del caballo, el nivel técnico que demanda o sus costes de manutención. Hoy iniciamos una serie de 2 entradas en la que repasamos los 10 pasos más importantes a la hora de comprar un caballo, porque es una decisión de peso y no hay que precipitarse.

1. Elige bien a tu caballo

Pese a que a todos nos gustan los caballos bonitos, la belleza no debería ser el factor más determinante a la hora de escoger un caballo, y mucho menos de comprarlo.

comprar_caballo_1_3

De entrada, tu caballo debe ir a la par con tu nivel técnico como jinete. Además, debe tener un temperamento compatible con el tuyo y ser apto en cuestiones tales como el tipo de doma que quieres practicar con él, así como ajustarse a la edad o el sexo deseados.

Por eso, antes de tomar la decisión de compra de un caballo a la ligera, estudia bien las distintas razas de caballo y consulta con tu monitor de equitación, él te conoce a ti y a los caballos y seguro que podrá guiarte.

2. Calcula los gastos de manutención

A veces se nos olvida que es mucho más cara la manutención mensual de un caballo que comprarlo. Así que en tus cálculos no te olvides de incluir lo que va a costarte mantener a tu nuevo caballo. De media, el coste mensual de tener un caballo se sitúa en unos 100€. Aunque este gasto dependerá en gran medida del coste del alimento que le demos, instalaciones, herraje, veterinario, etc. Debemos de ser conscientes del coste (mensual) que supone tener un caballo y tener muy claro que lo vamos a poder asumir.

3. Observa cómo se comporta en su hábitat

El vendedor siempre te hablará bien del caballo y ocultará cualquier posible problema, así que es conveniente que cuentes con un tiempo para observar cómo se comporta el caballo en su entorno habitual. Eso te permitirá ver si el caballo tiene un carácter tranquilo o más bien inquieto, y te permitirá detectar estereotipias o lo que se conoce como “vicios de cuadra”.

comprar_caballo_1_1

Los vicios de cuadra o estereotipias son comportamientos anormales y repetitivos que el caballo lleva a cabo sin objetivo aparente, y que se generan a raíz de situaciones prolongadas de estrés, aburrimiento o encierro. Algunos ejemplos de estereotipias son el continuo golpear de la puerta de la cuadra o movimientos incontrolados de la boca, aunque hay muchos más y si sospechas que el caballo sufre este problema, infórmate bien del tipo de estereotipia que tiene para saber si puede remediarse.

Si el caballo que te interesa presenta estereotipias, eso puede ser indicativo de un cuidado previo negligente o de que la salud mental del caballo está perjudicada. La mayoría de vicios de cuadra son “curables”, pero por supuesto siempre es mejor apostar por la compra de un caballo sin estereotipias, que haya vivido sin estrés y disfrutando del ejercicio suficiente para quemar su energía.

4. Ensíllalo tú mismo

Lo más probable es que el actual propietario del caballo te deje montarlo para probarlo. Cuando lo hagas, asegúrate de ensillarlo tú mismo. Con eso podrás detectar posibles lesiones, heridas o cicatrices en su piel, lo que te permitirá saber más sobre cómo lo han tratado hasta el momento. Además, ensillándolo también detectarás otros comportamientos, como si el ensillado le estresa o si por el contrario se muestra seguro y tranquilo.

comprar_caballo_1_2

5. Pruébalo durante todo un día

Si puedes, prueba al caballo durante todo un día, llévatelo a pasear largo y tendido, y si puedes al campo. De este modo comprobarás cómo se comporta el caballo en entornos muy distintos al de la cuadra y a lo largo de todo un día, y así podrás calibrar mejor su carácter, su temperamento, su condición física y su estado mental.

Estos 5 pasos son los primeros pasos a seguir en la compra de un caballo. Cuando ya los hayas puesto en práctica, será momento de revisar la salud del caballo y de completar toda su documentación, aspectos de los que te hablaremos el próximo día. ¡No te pierdas la segunda parte del post!

Imágenes | Fotolia, Pixabay.

*Advertencia. El artículo de EquusLine.es muestra opiniones y recomendaciones del equipo profesional de Agroveco, no son diagnósticos. Para cada caso o problema particular, os recomendamos que contactéis con un profesional que haga el diagnóstico “in situ”.

shares