caballo_andaluz_cabecera

Hace unos días iniciamos una serie sobre razas de caballos encaminada a proporcionarte herramientas para conocer mejor a tu caballo y saber qué esperar de él. El primer post de la serie trató del caballo árabe, una de las razas de caballos más apreciadas del mundo, y hoy nos centramos en un ejemplar autóctono: el caballo andaluz.

El caballo andaluz: rasgos generales

El caballo andaluz es, como su nombre indica, una raza de caballo procedente del sur de España. Es una de las razas más antiguas de la historia y también una de las más apreciadas por su buena presencia, sus movimientos armoniosos y su buen temperamento. Es considerado el caballo español por excelencia, hasta el punto de que también se le denomina Pura Raza Española.

caballo_andaluz_1

Ya desde la Antigüedad, el caballo andaluz destacaba por su calidad, hasta el punto de que se prohibió su mestizaje. Pese a que no está claro su origen, una línea de investigación asume abiertamente que esta raza incluye genética berebere y árabe, debido a las distintas invasiones que tuvieron lugar en la zona de Andalucía a lo largo de la historia.

Esta raza de caballo vivió su época de máximo esplendor en los siglos XV y XVI. En esta época, se crearon las Caballerizas Reales de Córdoba, cruciales en la cría de la raza de caballo andaluz que ha llegado a nuestros días, y también surgieron las primeras maestranzas de caballería. El caballo andaluz fue cabalgado por personalidades reales destacadas de la época, tales como los reyes de Francia, Maximiliano II de Habsburgo o Don Juan de Austria.

El caballo andaluz: características físicas

caballo_andaluz_2

Esta raza de caballo destaca por su excelente presencia, fruto de una genética muy equilibrada. Es un caballo de presencia imponente y muy elegante. Gracias a su buena genética, se recupera antes cuando se pone enfermo. Entre sus rasgos físicos principales, destacan:

  • Apariencia equilibrada y armónica
  • Cuello robusto en forma de arco
  • Largas y finas crines
  • Pechera amplia
  • Cabeza alargada y un poco convexa, algo que se conoce como “cabeza de halcón”
  • Grupas firmes y redondeadas
  • Porte orgulloso
  • Esperanza de vida: 35 años

El caballo andaluz: temperamento y carácter

Todos los expertos en caballos coinciden en destacar su excelente temperamento como principal rasgo positivo. Es un caballo tranquilo, dócil, de trato fácil y muy obediente, que nunca reacciona bruscamente ni se aburre, aunque no disfrute de mucho movimiento. Por este motivo, es un caballo ideal (y muy demandado) como caballo de paseo.

caballo_andaluz_3

Pero, además, es un caballo con gran inteligencia y capacidad de aprendizaje, lo que le otorga gran versatilidad. Así, no sólo sirve como caballo de paseo sino que se entrena para competición en doma clásica, doma vaquera y en el arte del rejoneo, entre otras actividades. Es también un caballo perfecto como caballo de alta escuela.

Pese a que siempre hay que tratar bien a cualquier caballo, también es útil saber que el caballo andaluz es especialmente resistente a las condiciones adversas. Además de recuperarse antes de las enfermedades que otras razas de caballos, soporta mejor los cuidados negligentes, las altas temperaturas y la falta de agua.

Esperamos que este repaso a los orígenes, utilidad y rasgos del caballo andaluz te hayan sido útiles para conocer mejor esta raza.

Imágenes | Clicando en cada imagen podréis acceder a su fuente.
Foto de cabecera | Fotolia.

*Advertencia. El artículo de EquusLine.es muestra opiniones y recomendaciones del equipo profesional de Agroveco, no son diagnósticos. Para cada caso o problema particular, os recomendamos que contactéis con un profesional que haga el diagnóstico “in situ”.

shares
Abrir chat