¡Hola a todos! Alguna vez ya os hemos hablado de la equinoterapia y de sus beneficios. Por ejemplo, tratamos la terapia de los caballos para ayudar a personas con autismo.

terapia caballos

En el artículo de hoy, nos vamos a centrar en las terapias que se utilizan para la rehabilitación de las personas, ya no sólo en casos como el autismo, sino para otro tipo de problemas de salud psíquica y física.

Este tipo de terapias son un excelente complemento para rehabilitar a personas con diferentes discapacidades pero recuerda, ¡la equinoterapia no es la solución a todos los problemas! Por sí sola, sin realizar otro tipo de tratamientos, no nos será de gran utilidad.

¿Quieres conocer para qué te pueden servir las distintas terapias con caballos? Vamos a ver todas ellas.

Hipoterapia

Probablemente, la hipoterapia es la más conocida de todas ellas, debido a que se considera una terapia integral y que, por lo tanto, sirve para todo tipo de personas con discapacidad. De esta manera, mediante la hipoterapia tratada y supervisada siempre por los profesionales de la salud, podemos ayudar en la rehabilitación a nivel psicológico, social y neuromuscular.

hipoterapia

¿Y cómo consigue esto el caballo? Pues muy sencillo, por su movimiento. Tal y como hemos hablado en otras ocasiones, uno de los factores determinantes del caballo es el movimiento que realiza al andar. Todo ello, porque el movimiento del caballo es el que más se asemeja al de una persona al andar.

Así, cuando una persona con algún tipo de discapacidad está montada sobre un caballo, repite las mismas pautas al andar que una persona sin discapacidad, por lo que se ejercita al paciente de forma proactiva, generando estímulos sensoriales y musculares. En consecuencia, conseguimos que se mejore la coordinación y equilibrio.

Se practica con diferentes posturas encima del caballo y siempre acompañado de un especialista, con el fin de que el paciente vaya mejorando su sensibilidad.

Equitación terapéutica

Si la hipoterapia se centra exclusivamente en el movimiento del caballo y sus beneficios, la equitación terapéutica amplía el trabajo a realizar con el caballo a otras tareas. Es más, podríamos decir que la hipoterapia se incluye dentro de la equitación terapéutica.

Así, no sólo se monta al caballo, si no que el paciente se hace responsable del cuidado del caballo. Esto le otorga una mayor capacidad de independencia y facilidad de interactuación, fundamental para aquellas personas que tengan problemas de adaptación o discapacidad psíquica.

equitacion terapeutica

En este sentido, el propio carácter del caballo, donde destaca la tranquilidad y la empatía, favorece en tratamientos de carácter socio-emocionales.

El paciente no sólo se encargará de “coger las riendas” en este tipo de terapias. Deberá pasearlo, cepillarlo, mantenerlo limpio e incluso alimentarlo.

Equitación adaptada

Propiamente dicho, la equitación adaptada no es una terapia “per se”, aunque reúne los mismos beneficios que promueve la equitación a cualquier persona.

La equitación adaptada se ciñe al ámbito de aquellas personas que disfrutan del ocio o deporte de la equitación, pero tienen alguna discapacidad física que le impide hacerlo por sí solo. De esta manera, se les facilita realizar este deporte mediante ayudas de otras personas o elementos adicionales: rampas, sillas de montar específicas, etc.

Como podéis ver, el caballo es perfecto para diversas terapias, favoreciendo a las personas con discapacidad física y psíquica, incluso mejorando y rehabilitando para su inclusión social. Con razón, ¡el caballo es uno de nuestros mejores amigos!

*Advertencia. El artículo de EquusLine.es muestra opiniones y recomendaciones del equipo profesional de Agroveco, no son diagnósticos. Para cada caso o problema particular, os recomendamos que contactéis con un profesional que haga el diagnóstico “in situ”.

shares